cerrar

Opiniones

 

Beatriz Díaz

¡Perder peso en la lactancia!

Objetivo logrado: ¡¡perder los kilos del embarazo sin perder calidad en la lactancia!!

Soy Beatriz Díaz y volví a confiar en la profesionalidad de Sara para que me ayudara a perder los kilos ganados en mi embarazo.

Opiniones

 

María Jose

Hola compañeros de fatigas, que es lo que mas o menos todos pasamos hasta dar con la persona adecuada que nos puede ayudar, en mi caso la verdad que no me puedo quejar pues llevo desde abril y he perdido unos 14 kilos que la vedad esta muy bien, pues aunque para que nos vamos a engañar no paso hambre, pero si te privas de tus “caprichitos” aunque he aprendido a comer más sano  y ha sacarle más partido a las verduras que no es que me vuelvan loca...

Lola Mata

Mi experiencia después de pasar por la consulta de Sara no puede ser más positiva. Tengo 65 años y había probado toda serie de dietas, regímenes, … sin éxito. Perdía 5 kilos, lo dejaba y recuperaba 10. Con lo cual, cada vez peor.
Mido 1,49 m y pesaba 70 kilos cuando acudí a la consulta de Sara, (¡horror!). Después de un año en sus manos he perdido 15 kilos sin ningún esfuerzo, sin pasar hambre, sin el aburrimiento de lo que es pesar, medir cualquier alimento, a base de verdura cocida o carne o pescado a la plancha,… ¡Qué aburrimiento!

 

María Victoria Cosano

Me gustaría agradecer a Sara Suárez toda su ayuda a la hora de llevar una dieta equilibrada.
La dieta es muy variada, con comidas sencillas y fáciles de cocinar,  por lo que, es una dieta cómoda de hacer y llevar para el ritmo de vida que se lleva hoy en día.
A todo esto, se le puede sumar, la amabilidad, simpatía y empatía que derrocha Sara.

Un fuerte abrazo, María Victoria Cosano.

 

Francisco Rando

Desde que Sara nos recibe en la sala de espera de su consulta con su famoso ¿nos pesamos?,nos encontramos con una profesional sanitaria que, mediante sus consejos y continuo apoyo, y sin prisa pero tampoco sin pausa, hace que se logre el objetivo que todos buscamos, a través de una alimentación sana y equilibrada, sin recurrir a las famosas dietas milagro y sin la toma de productos de dudosa eficacia.