cerrar

¿Qué helados podemos tomar?

Tercer aniversario - GraciasY llegó la respuesta a la pregunta estrella de la temporada veraniega que tanto me habéis hecho en estos días.
¿Puedo tomar helado? ¿Cual engorda menos? ¿Que esconden los etiquetados?
A través de este artículo espero resolver algunas de vuestras dudas, vamos a ello.
Lo primero a saber es los tipos de helados que existen para poder hacer una buena diferenciación de los mimos.

 

TIPOS DE HELADOS

Los helados son alimentos con una composición muy variada, aunque en la mayoría de los casos contienen ingredientes lácteos. La cantidad de grasa puede ser también muy variable.

Si se elaboran con crema de leche, el valor graso oscila entre el 6% y el 17%, mientras que si se elaboran con grasas vegetales este porcentaje oscila entre el 8% y el 10% y los bajos en calorías contienen entre un 1% y un 5%.


La leche también dicta el precio final del producto: a mayor contenido de leche (leche en polvo, suero de leche, crema de leche, manteca o leches fermentadas), mayor contenido de grasa y, por tanto, más caro.

Para obtener el producto final, a la mezcla inicial a base de lácteos se le añaden una gran variedad de alimentos, como cacao, chocolate, frutas y jugos de frutas, miel, azúcares, huevo y derivados, almendras, avellanas, nueces, turrones, frutos secos, bebidas alcohólicas o proteínas de origen vegetal.


La denominación de helado está reservada a un producto que contiene en masa, como mínimo, un 5% de materia grasa alimenticia y en el que las proteínas son de origen lácteo.

  • De leche. Elaborados con leche líquida entera, leche en polvo entera o leche descremada (en polvo), contienen el 2,5% de grasa de origen lácteo y como mínimo, un 6% de extracto seco magro lácteo, mientras que el helado de leche desnatada contiene como máximo un 0,30% de materia grasa.
  • De crema. Elaborados con leche líquida entera, leche en polvo entera o leche descremada (en polvo), contienen del 7% a 10% de grasa de leche solo de origen lácteo.
  • De fruta. Contienen una porción de fruta del 20%.
  • De yogur. Pueden contener fruta y alcanzan del 3% al 6% de grasa y del 11% al 20% de azúcares.
  • Sorbetes. Son congelados compuestos por azúcar, agua, fruta, color, saborizantes y estabilizantes. que contiene como mínimo un 15% de frutas y un 20% de extracto seco total.
  • El helado de agua es el producto que contiene como mínimo un 12% de extracto seco total y que se conoce como "polo"
  • Dietéticos. Son de bajo contenido calórico, con azúcares, edulcorantes artificiales, agua y jarabes o miel.

 

Helados en la dietaPostre de helado es toda presentación de los helados en cualquiera de sus variedades o de sus mezclas que se sometan a un proceso de elaboración y decoración, con productos alimenticios aptos para el consumo humano.


Los helados podrán denominarse con su nombre seguido de la preposición "con" y del nombre de la fruta que corresponda, siempre que se les adicionen los porcentajes mínimos o su equivalente en zumos naturales o concentrados, en función de los tipos de fruta. De no alcanzarse estos porcentajes, llevarán la mención "sabor" a continuación de la indicación que cite la clase de helado.

 

Los helados cuyo contenido sea como mínimo de un 4% de yema de huevo, podrán denominarse con su nombre específico seguido de la palabra "mantecado".

 

Los helados de agua y sorbetes en estado semisólido se denominarán "granizados"

 

Aunque los helados son productos poco perecederos, en su elaboración se deben añadir aditivos con el fin de economizar la elaboración, conservar las propiedades y mejorar la calidad final del alimento. Productos estabilizantes, antioxidantes y gelificantes se encargan de mantener unas propiedades excelentes.

 

El papel que desempeñan los aditivos es mejorar estas características, al agregar edulcorantes, colorantes o jarabes dulces que mejoran de manera notable el aspecto y sabor finales del helado.

 


HELADOS Y ENVASES CON LA INFORMACIÓN NECESARIA

Los helados, como el resto de alimentos que se comercializan, deben acompañarse de un etiquetado correcto. La etiqueta es una herramienta eficaz para informar y formar al consumidor y debe ser útil, completa y veraz. En el envasado debe figurar, ante todo, la lista de ingredientes. Por norma general, figuran en primer lugar los ingredientes que más cantidad representan del total. Deben recogerse todos los ingredientes presentes, por muy pequeña que sea la cantidad, así como la indicación cuantitativa, es decir, el porcentaje (%), gramos (gr), miligramos (mg), etc.


También es importante añadir las trazas, si las hay, de posibles ingredientes, sobre todo de los considerados alérgicos y que provocan reacciones en los consumidores. Debe figurar la frase "contiene trazas de..."


Helados agua dieta¿Es sano comer un helado al día? Depende de cómo se encuentre cada uno y del tipo de helado que escoja. Lo importante es no dejarse llevar por excusas que justifican el helado como un "dulce sano". El denominador común de la mayoría de helados es su dulzor (por su contenido en azúcares) y su cremosidad (por su contenido en grasas), dos nutrientes que suman calorías y un apreciable aporte energético.


El helado en verano podría compararse con el turrón en Navidad: uno puede deleitarse con una porción de vez en cuando, pero no conviene que se convierta en un hábito.

 


Ahora bien, si se decide comer un helado cada día, lo sensato sería escoger los más ligeros y saludables.

 

TRUCOS

Helados en versión "mini", es decir jugando con la cantidad.


Otra seria helados sin azúcares añadidos, aunque con una mayor cantidad de aditivos saborizantes, espesantes o emulgentes, unas sustancias que tratan de compensar la pérdida de sabor y textura que de forma natural proporcionan los azúcares en el producto.


Son unas propuestas más ligeras a las que recurrir en determinadas circunstancias para quitar el deseo de comer un helado. No obstante, en cualquiera de los casos, conviene tener presente dos cosas:

 

  • La grasa de los helados. Si es de origen lácteo (nata o crema, leche), el producto suma grasa saturada y colesterol. Si es de origen vegetal, conviene comprobar su naturaleza, ya que si lleva añadidas grasas de coco o de palma, estas también son ricas en grasas saturadas. Estos helados no estarán indicados en caso de dislipémias, problemas cardiovasculares ni hepáticos.
  • Los azúcares. El contenido medio de azúcares de los helados ronda los 15-30 g por cada 100 g, esto es: un sobre de azúcar por cada dos bolas pequeñas de helado. Además de azúcar, a menudo llevan añadidos edulcorantes calóricos como glucosa, dextrosa, jarabe de glucosa y/o de fructosa. Estos helados no están indicados en caso de dislipémias, diabetes, sobrepeso y obesidad.


Bibliografía y fuente: Seguridad Alimentaria Consumer (Varios).




Compartir





Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar