Etiquetaje real YA - Tu Dietista en Córdoba | Consulta Dietética de Sara Suárez
Tu dietista en Córdoba - Consulta dietética Sara Suarez. Conseguirás tus objetivos fácilmente mediante una dieta sin fármacos ni complementos.
15754
post-template-default,single,single-post,postid-15754,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,overlapping_content,transparent_content,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Etiquetaje real YA

Me parecía muy interesante empezar mi blog con uno de mis principales objetivos dentro del mundo de la nutrición, que es ayudar a los demás a alimentarse y nutrirse de manera correcta para conseguir un estado óptimo de salud.

 

Hoy, los profesionales de la nutrición y la alimentación, nos encontramos con muchos frente abiertos en temas que se han puesto muy de moda relacionados con la salud, por ejemplo, el azúcar, las grasas trans, el aceite de palma, edulcorantes… y así, un sin fin de temas más.

 

En este blog que hoy comienzo con mucha ilusión y ganas, deseo que os guste y que pueda aportar luz a las dudas que nos surgen, cuando tenemos la responsabilidad de alimentar, nutrir y mantener en el tiempo la salud de los que nos rodean.

 

Iré desgranando dudas y preguntas que habitualmente me llegan a consulta a diario y en esta ocasión, os voy a hablar de cómo deberían ser las etiquetas de los alimentos que nos encontramos en el supermercado si tuvieran que reflejar los ingredientes reales que contiene el producto.

 

Las etiquetas es una de las grandes batallas de dietistas, nutricionistas y consumidores.

 

¿Los productos que compramos nos están mostrando realmente lo que son o lo que contienen? En la mayoría de los casos, no.

 

Hace poco leí un artículo en MAGNET que mostraba de una manera muy gráfica a través de fotografías, que debería de poner en la etiqueta para saber lo que estamos comiendo realmente, os dejo varios ejemplos:

 

Magnifica agua con azúcar y un 4% de almendra


 

¡Ahora con un 41% de atún al natural!
Y más fécula de patata, aceite de girasol, leche en polvo y sal.


 

Crema de almidón con un toque de harina y grasa de palma y un 0,5% de bogavante.


 

Crema con un 6% de cacao y un 7% de avellanas más un 28% de azúcar


 

Crema de harina, almidón, glutamato, fécula de patata y sal con un puntual toque de champiñón


 

Pan con un 0,9% de quinoa


 

Leche desnatada con avena, con un 0,1% de avena para ser más concreto.


 

Después de ver estas fotos, está claro que no tiene nada que ver lo que pensamos que estamos comiendo con lo que realmente estamos tomando. El marketing, la industria alimenticia y los intereses económicos en general, camuflan, esconden, omiten o muestran de una manera oscura, en pequeñito o utilizando  sinónimos que no conocemos, para una serie de productos que ya no son tan saludables y ecológicos como nos prometían.

 

Un buen amigo mío siempre dice…  “Si al leer la etiqueta no entiendes que contiene el producto, no lo comas” y lleva razón.

 

Así que no te dejes engañar, se consciente de lo que tomas y si tienes alguna duda pregúntame, yo estaré encantad de ayudarte.

 

Un saludo:

Sara Suarez