¿Engorda el alcohol? - Tu Dietista en Córdoba | Consulta Dietética de Sara Suárez
Tu dietista en Córdoba - Consulta dietética Sara Suarez. Conseguirás tus objetivos fácilmente mediante una dieta sin fármacos ni complementos.
15997
post-template-default,single,single-post,postid-15997,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,overlapping_content,transparent_content,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

¿Engorda el alcohol?

Las bebidas alcohólicas son aquellas que contienen alcohol etílico o etanol.

El etanol nos aporta 7 kilocalorías por gramo frente a las 4 kilocalorías que nos aporta 1 gramo de hidratos de carbono o de proteínas. Pero no sólo aporta más calorías por gramo, sino que además éstas son calorías “vacías”, es decir, no aportan ningún nutriente ni vitamina que nuestro organismo pueda utilizar.

El aporte calórico de estas bebidas dependerá de su grado alcohólico, medido en grados por volumen (%V/V). A mayor graduación alcohólica mayor aporte calórico, es decir, las bebidas con más alcohol son las que más calorías nos aportan. Además debemos sumarle las calorías que añadimos con refrescos azucarados o zumos para completar la copa.

Sin embargo, no toda la culpa se la debemos echar al alcohol. El consumo de alcohol va unido a la toma de malas decisiones en cuanto al picoteo, alimentos poco recomendables y la relación con la comida en general, siendo esto un riesgo añadido si tu objetivo es bajar de peso o mantener el que ya tienes.

En muchas ocasiones hemos leído o visto en noticias que el vino o la cerveza, con un consumo moderado, pueden llegar a ser beneficiosos para la salud. Pero debemos de ahondar más en esas noticias y ser conscientes de que quien paga esos estudios suelen ser los mismos productores de estas bebidas. Las materias primas de las que provienen nos aportan los mismos beneficios sin aportarnos el alcohol que supone en muchos casos un riesgo para nuestra salud.

La OMS establece que el consumo habitual de bebidas alcohólicas puede estar relacionado con más de 200 enfermedades directa o indirectamente.  Por lo que vemos ampliamente que la relación riesgo/beneficio no nos da ninguna garantía de que tengamos que consumirlo de manera habitual, ademas, otra cosa que nos llama la atención últimamente de manera alarmante como  promotores de la salud es la normalizacion del consumo de alcohol en películas, series, anuncios  y medios en general dándole al alcohol unas connotaciones excesivamente positivas y asociaciones de placer, desconexion, relación, elegancia y prestigio. OJO CON EL MENSAJE QUE ESTÁN RECIBIENDO NUESTROS PEQUEÑOS.

Un saludo.

Sara Suárez